Luz verde a la tramitación de la Ley de Voluntariado de Aragón

El Consejo de Gobierno ha aprobado también el Proyecto de Ley de Voluntariado de Aragón, una norma que sustituirá a la Ley de Voluntariado Social de 1992 y que tiene como objetivo adaptar la norma autonómica a la estatal que se probó en 2015 y a las necesidades del voluntariado del siglo XXI.

La norma quiere impulsar un modelo de voluntariado solidario, abierto, participativo, transparente, inclusivo, intergeneracional, transformador y de calidad y favorecer su promoción desde otras administraciones públicas, empresas, universidades y centros educativos.

El Proyecto de Ley ha sido elaborado tras un proceso de participación dirigido por el Programa Aragón participa que ha culminado con la recogida de 455 aportaciones procedentes de 127 personas físicas, bien voluntarios o representantes de asociaciones o entidades. El documento ha incluido un 86% d estas aportaciones.

Entre las novedades que incluye este Proyecto de Ley, que será remitido a las Cortes de Aragón para su aprobación, destaca la ampliación de los ámbitos de intervención del voluntariado, adaptando la norma a nuevos sectores: social, educativo, deportivo, cultural, protección civil, en empresas…

También se crea el Censo de Voluntariado de Aragón, como registro único, público y voluntario y gratuito que dependerá del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales y que tiene por objetivo la inscripción y publicidad de las entidades que cumplan los requisitos previstos en esta ley.

El proyecto de ley incluye disposiciones en cuanto a la planificación, definición de los ámbitos competenciales de las administraciones públicas, creación del Consejo Aragonés de Voluntariado como órgano de participación, asesoramiento, consulta y coordinación de los sujetos de la acción voluntaria.

Otra novedad es que la nueva ley incluirá la obligatoriedad del certificado de penales para las personas voluntarias que colaboren con menores de edad y se precisará una declaración responsable para otros supuestos.

También se crea la Escuela de Acción Voluntaria de Aragón y se regula de forma específica el voluntariado en el ámbito de protección civil.

Otra de las novedades incluidas en la norma es que los voluntarios podrán obtener y disponer, cuando sea necesario, de una acreditación identificativa y un reconocimiento de las actuaciones de acción voluntaria. Asimismo, podrán obtener el reconocimiento de las competencias adquiridas como consecuencia del ejercicio de su labor de acción voluntaria.

Deja un comentario