Miguel Casaus, presidente de ASPANOA: “Apenas hay investigación del cáncer infantil y vamos a impulsarla”

Miguel Casaus Abadía (Zaragoza, 1946) afronta su décimo tercer año al frente de Aspanoa con la misma ilusión de siempre. Padre afectado y abuelo de tres nietos, califica el año 2017 de “brillante” en todos los sentidos y ya trabaja en dos nuevos e importantes proyectos: acercar los servicios de postratamiento a Huesca y Teruel e impulsar la investigación contra el cáncer infantil desde Aragón.

El pasado octubre, Aspanoa vio cumplida una de sus principales reivindicaciones durante los últimos años: la inauguración de la unidad de cuidados paliativos pediátricos.

Supone la culminación de muchos años de trabajo y conseguimos por fin atender la principal demanda del 23% de nuestras familias, aquellas que por desgracia sufren la pérdida de su hijo por el cáncer. Este servicio ya está permitiendo que todas las familias que deseen pasar con su niño estos últimos momentos en su casa, en lugar de en el Hospital, puedan hacerlo con la garantía de que van a estar convenientemente atendidos por diferentes profesionales, con independencia del municipio aragonés en el que residan.

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, agradeció “el empuje de Aspanoa” para hacer realidad esta reivindicación. ¿Qué tal están las relaciones con la DGA?

Hay una gran sintonía. Y me gustaría destacar que esta unidad no solo va a atender a los niños con cáncer, sino a todos los menores que, por cualquier otra enfermedad, lo vayan a necesitar. Esto nos llena todavía más de orgullo porque hemos conseguido una mejora muy importante para el conjunto de la sociedad aragonesa, no solo para nuestras familias.

Otra reivindicación importante, y que también se ha conseguido este año, es que el Gobierno de Aragón eleve la edad oncopediátrica de los 14 a los 18 años.

Que los adolescentes también sean atendidos en Oncopediatría, en lugar de en el servicio de adultos, era algo de sentido común y que ya se aprobó en el II Plan Estratégico de la Infancia del Ministerio de Sanidad en 2013. Sin embargo, muy pocas comunidades lo han aplicado y aquí en Aragón hemos conseguido ser de las pioneras. La orden está dada y Oncopediatría está preparada. Ahora solo quedan por hacer algunos ajustes administrativos para que todos los profesionales de Aragón colaboren para que esta orden sea plenamente efectiva.

¿Qué tal ha sido el año 2017 en términos económicos?

Lo hemos cerrado de una forma brillante. La sociedad aragonesa está con nosotros y esto nos va a permitir embarcarnos en nuevos proyectos. Este año además hemos recibido un legado importante y, como resultado de todo lo anterior, hemos creado un fondo extraordinario para investigación dotado con 200.000 euros que empezaremos a ejecutar este 2018.

Por tanto, la investigación se va a convertir en un servicio más de Aspanoa.

En nuestro plan estratégico hemos aprobado que, a partir de este año, dedicaremos al menos el 12% de nuestro presupuesto a investigación, es decir, 60.000 euros anuales. Y si en algún momento recibimos algún empuje económico extra, como ha ocurrido en 2017 gracias al legado, iremos aumentando esta partida. Van a ser siempre investigaciones específicas contra el cáncer infantil y se desarrollarán en Aragón. La tasa de supervivencia está estancada en el 77% desde hace años y las grandes farmacéuticas apenas invierten en la lucha contra esta enfermedad. Por desgracia no la consideran rentable porque el número de afectados es muy inferior al de adultos. Por eso queremos aportar nuestro granito de arena para revertir esta situación.

El plan estratégico también apuesta por descentralizar los servicios que Aspanoa presta a niños y familias.

El tratamiento va a seguir realizándose en el Hospital Infantil Miguel Servet de Zaragoza para todos los niños afectados de Aragón. Así debe ser porque la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas apunta que el aumento de la supervivencia está intrínsecamente relacionado con el equipo médico, en el sentido de que este cuente con una amplia experiencia, lo que solo se consigue cuando atiende un número importante de casos nuevos al año. Por ello el único centro con Oncopediatría de Aragón es el Hospital Miguel Servet. Ahora bien, en la etapa del postratamiento, cuando los niños vuelven a casa, la situación cambia. Ahora mismo este servicio posterior al tratamiento solo lo estamos prestando en Zaragoza, pero nuestro objetivo es acercarlo también a las provincias de Huesca y de Teruel.

¿Cómo y cuándo?

Hemos firmado un convenio con la Universidad de Zaragoza en el que tenemos depositadas muchas esperanzas, no solo en este ámbito de la investigación, sino también en acercar nuestros servicios a Huesca y Teruel. De hecho, este año, vamos a ofrecer un contrato de formación a través del Máster de Psicología Clínica que se imparte en el campus de Teruel. Esta persona será formada por nuestros profesionales para que conozca cómo trabajamos y, a partir de 2019, nuestra intención es que pueda empezar a prestar un servicio de postratamiento en estas provincias.

Fuente: ASPANOA

Deja un comentario